Lo Mejor del Coleo

Web Radio Número Úno del Coleo y La Música Llanera!

¡“Jaimito” con la cola!

, by

“Vivir en Guama es un orgullo, uno es otro tipo de gente porque tu sientes el respeto y el amor que el guameño tiene por su pueblo”, al oír estas palabras en la voz de un personaje tan famoso en el mundo de los toros coleados a nivel nacional e internacional se me erizó la piel, estaba frente a un hombre de mirada tranquila y profunda, rodeado de una aureola de humildad, un ser que trasmite una sencillez abrumadora, en él se percibe que está agradecido de la vida y del mundo que lo rodea: su familia, sus caballos, sus amigos y por supuesto de un pueblo que aprendió a quererlo, respetarlo y agradecerle y que también está orgulloso de cobijarlo en el sector El Samán donde su fama se confunde con la modestia de un hombre que irradia amor y pasión por lo que quiere : las coleaderas.

Es José Jaime Azuaje quien nació en Caracas el 22 de mayo de 1967 pero que desde chiquitico llegó a Guama donde se conoció como “Jaimito”, aquí correteo con sus amigos de la infancia: “burra gacha”, “Julio panadero”, “bartolito”, y Luis “el Júa”, juntos recorrieron los zanjones de Sebastopol, rolearon los mamones de la plaza, chapotearon en el Buco y buscaron a las orejonas por Miquirebo; un suceso familiar lo llevó a Boraure (la tierra de su madre) donde pasó parte de su niñez y adolescencia, allí en la cancha de La Ceibita aprendió a jugar básquet, su primera pasión, pero sería una burra arisca, corcobiona, relinchona, retadora e intratable que no la podía montar nadie por lo bravucona lo que lo llevaría a despertar en él la pasión por los animales, la conquista de la briosa burra en la monta de “Jaimito” allá por los lados de La Ceibita abrió la brecha triunfal de este campeón de campeones.

Luego de domar y salir airoso y triunfante del reto con la ya famosa burra, comienza su vida como coleador en Campo Nuevo en 1982; tenía 15 años y fue la primera vez que coleó, pagó un fuerte (5 Bs) y quedo limpio y cuando agarró al toro no hallaba que hacer con él, fue un desastre, pero le gustó, de ahí en adelante su pasión creció y se propuso ser campeón nacional, así que bajo un estricto entrenamiento, disciplina, cero licor y un apoyo incondicional de personas a las cuales les agradecerá toda la vida logra su sueño en 1994 cuando se consagra como campeón nacional categoría B, este sería el inicio de una serie de triunfos y laureles que obtendría “Jaimito” a nivel nacional y que lo catapultaría como uno de los grandes del coleo en Venezuela y el mundo.

Pero sería en ese mismo año, un mes después de ser campeón que logra lo que todo coleador en el país quiere ser : “campeón de campeones”, campeonato que se celebra en San Felipe donde colean solo campeones nacionales y que te lleva a estar en la élite, en el selecto grupo de los consagrados del coleo si logras capturar el campeonato y “Jaimito” lo logró, aquel muchachito de Sebastopol, aquel adolescente que una vez domó a una burra en Boraure había logrado la hazaña, la gloria y era nuestro: de Guama, de Boraure, de Yaracuy, de todos nosotros y orgullosos estamos de él.

La celebración de ese campeonato en Guama fue como si hubiese ganado la presidencia de la Republica, en casa de Domingo Garrido se parrandeo por una semana y vino gente de todos los campos del municipio a felicitar a “Jaimito”, a felicitar al campeón, las manifestaciones de cariño, respeto, admiración y orgullo fueron abrumadoras pero eso fortaleció aún más la personalidad que siempre ha caracterizado a este coleador del pueblo, al coleador que con esmero, perseverancia, humildad y trabajo logró el sueño de consagrarse entre los grandes.

El cinco veces campeón nacional en diferentes categorías hoy día es entrenador de coleo en Fundey, amansa, arrienda y prepara caballos para colear en una manguita que tiene en su casa, piensa que los caballos que más lo han impactado son “El Gustavito”, “Aguacil” “Peluquero” y “La Ratica”, los mejores coleadores: Jesús Aguilera, Víctor Filozola, y Omar Gamarra, las mejores mangas: Pedro Maya (Yaracuy), Juan Canelón (Lara) y José Tomás Heredia (Barinas) y respeta a los coleadores guameños: Virgilio Canelón, Domingo Garrido, Cacho Klem, Martín Garrido y Octavio Peña, pero nada es comparable a cuando tú llegaste a escuchar en la manga de Guama: ¡“Jaimito” con la cola señores!

Por: *Profesor de Química/Cronista

Jesús Aguilar Sánchez

aguilarjesus324@gmail.com

Deja un Comentario